domingo, octubre 07, 2007

Cuestion de ritmo - Thinking blogger

Era su ritmo lo que le cautivaba,
cada vez que le veía bailar sonreía,
una mirada felíz se notaba en su rostro,
verle bailar, para ella, era más que un gusto, un placer.

Él, quizás un poco distraido, su vida giraba en torno al ritmo,
a la música, al arte, y por qué no? era todo lo que conocía, ella creía.

Un día, como cualquier otro, en esa clase que les hacía uno,
les tocó por destino, o quizás capricho del profesor,
ser pareja, de baile por supuesto.

Ella contenta! tratando de contenerse,
él indiferente, era bailar lo que quería...
No puede negarse, ella era atractiva,
y él tenía estilo, porte, un Don Juan sin querer serlo.

Sus momentos de baile, geniales! por no decir perfectos,
eran uno solo, no había más que ellos dos en la pista,
él por su pasión, y una pareja que lo hacía todo bien,
ella, porque quería hacerlo perfecto para él...

En la pista, los mejores amigos, fuera de ella, totales desconocidos.
Poco a poco se unían más al tomar sus manos y bailar,
y se distanciaban noche a noche al dejar de hacerlo... Una tristeza.

Ella, consciente de esto, una noche, le invitó a salir a bailar,
-"Voy con unas amigas, es una fiesta, vamos a bailar, quieres?"
Él, que no mucha vida social podía notarsele, y de tenerla no la mostraba,
cómo negarse a bailar? era su pasión, esa noche dijo -"Por qué no? está bien"

Como era de esperarse, no fué lo mismo, ella, en su sueño propio,
en su cuento de hadas, se inventó la idea..
Él, con tantos ritmos disponibles y una mente tan cerrada,
solo quería bailar. Sólo eso, ella no lo notaba, cómo hacerlo?
no tenía en sus ojos más que la idea, su idea, esa idea de tenerlo.

Entre idas y vueltas pasó la noche, una a una sus amigas partieron,
la noche se hizo madrugada, el baile se convirtió sillas, la mesa en restos
de bebidas... Hablaron, quizás de mucho, quizás de poco, ella no se dió ni cuenta,
tal vez no le escuchaba, y despertó de su trance cuando le oyó decir,
-"Ya es tarde y tus amigas se fueron, no es hora de irnos?"
Para ella esto sonó a "Quieres irte conmigo?" cosa que asumió así..
Y en la entrada, esperando el taxi, el detuvo uno para ella, abrió la puerta
y ella entró, el conductor preguntó "A donde?", ella muy contenta dijo,
"No lo sé" , algo tarde para él darse cuenta y notar que lo estaba esperando...
Quién sabe por qué, su rostro no demostraba más que verguenza,
entró al taxi y dió su dirección.. Los minutos pasaron muy rápidamente,
para cuando lo pensaron, ya estaban abriendo la puerta de su apartamento,
se notaba al entrar que era soltero, vivía sólo y no solía tener mucha compañía,
si es que alguna tenía.

Ella, sintió que era su momento, se acerco a él, tiró la puerta y le dijo
-"No sabes cuanto he esperado este momento"
a lo que él, con su rostro inmutable respondió, "Jamás podría saberlo..."
ella se apartó, y vió un retrato, una bella mujer, abrazada a él,
y preguntó "Tu novia?".. él en voz muy baja dijo -"Lo fué.."

En ese momento dos lagrimas cayeron de sus ojos, caminó al sofa,
y se dejó caer...-"Murió hace dos años, aún no logro olvidarla" dijo...
Por fin, su mente salió del cuento de hadas para encontrarse con la realidad,
allí estaba, consolando al hombre que tanto deseaba, que admiraba,
y él amaba a alguien más, no había comparación, no era una ex,
era la que fué, la que no está... Se sintió devastada, aturdida y a la vez
empática con lo que él sentía.. Le dijo -"Lo siento, de verdad, no quiero presionarte"
y él muy tranquilamente respondió,
-"No es presión, es el recuerdo, fué mucho tiempo con ella, la conocí bailando.."

Ella se alejó, abrió la puerta y se despidió, no supo ni por qué se iba,
le tenía allí, podía abrazarlo, y quizás pasar la noche,
pero no quizo competir con el recuerdo, tampoco quería hacerlo olvidar.
Él la dejó ir, no supo por qué, pero no quiso tomar la oportunidad,
intentarlo con alguien más, empezar de nuevo, que quizás fuese mejor, por qué no?
retomó su rostro de quién acepta un dolor y lo esconde,
ese era su rostro, ahora ella lo entendía.

La siguiente clase, él no asistió, ella no quiso bailar...
Pasó el tiempo y él no volvió, ella se retiró, dejó ese sueño,
ese cuento que se había inventado, él ya lo había vivido con alguien más, ella no quería compartirlo con el pasado.

Fué cuestión de ritmo, lo que los unió y los separó, ella murió...

Fué cuestión de ritmo, él latía por otra, ella lo entendió y no quiso cambiarlo.

Cuestión de ritmo, tratar de encontrar, la persona que, lata contigo,
en el mismo momento, por la misma razón, y sentirse mutuos...

Y yo, quisiera latir por tí,
y quizás, si así lo quisieras,
pudieras latir conmigo.
Quisieras pués,
que llevaramos el mismo ritmo?
Pp.


Me complace decir, que me han otorgado [Psique]
el premio thinking blogger

(aunque llevo tiempo buscando quién lo inventó y aún no se)

Ahora, se supone que hay que pasárselo a otras personas,
como no se lo puedo otorgar a quién me lo ha dado,
y he visto que algunos a quienes se lo daría ya lo tienen! jaja
entonces colocaré 3 blogs... que creo que no lo tienen (creo)
Sin dejar a nadie por fuera, sin encadenar, sin obligar ni nada parecido.
Si leen, esto es para ustedes, porque creo que no se lo han otorgado.
Y de nuevo gracias Psiquita =) un honor

Mafita!
Marie
LaU

5 comentarios:

MafitA dijo...

Q buena historia, q bien la narraste!! *aplausos

BesoS

alejandra_writer dijo...

Felicidades... yo tambien lo tuve... no recuerdo hace cuando, pero lo mereces, aunque a veces andes perdido y desaparecido.. ;P

CLEO dijo...

Esooooo también te dieron tu premio!!!
Que bueno ser reconocidos de alguna manera por quienes se toman un tiempito para leernos!!!
Saludos...

NeoGabox dijo...

Me parece que el punto esencial de la historia, es que a veces uno se crea un mundo de ilusiones, disponiendo de los demás,y a veces, es duro estrellarse con la realidad, excelene el relato... Saludos...

Psique dijo...

Wow con lo que a mi me gusta bailar! lo que me gustó ésta historia, afortunadamente (creo que resulta mas afortunado que lo contrario) nunca me ha pasado algo así de radical. Creo que siendo un placer eso de bailar, no lo habría dejado por cuestiones de incopatibilidad de ritmo, creo que a la final ambos se dejaron... ambos se desilusionaron y tampoco es bonito vivir la vida sin ilusiones, aunque a veces se rompan.

Genial ... más fino que colocaras el premio..:)

Besos y abrazos!
Saluditos!