sábado, marzo 15, 2008

Doble filo

Luces nocturnas apagan mis recuerdos,
y tus ojos cerrados endulzan mi noche,
esa luna quebradiza plateada que hoy no brilla,
la siento entre mis dedos, así como me sientes mi amada,
a tu lado, susurrandote un silencio, de canciones sin tonada,
con la música más muda que mis manos tienen,
soy la caricia que imaginas, que quisiste sentir,
aquella vez, antes de partir.

Sombras en mi interior, desaparecen,
con cada paso que doy, que damos cuando me acompañas,
y de nuevo la luna no brilla, pero esa vez del mes,
cuando una sonrisa me invade, quiero que estés,
quiero estar, sintiendo así el frío juntos,
ese que tanto me gusta, entre tantas cosas, compartir.

Permiteme tomar tu mano, permitete abrazarme,
y no pienses esta noche, prometo no hacerlo yo,
suelta tu cabello, o lo haré yo,
mientras observo tus labios decirme sin moverse que me detenga,
mientras siento tus manos decirme que siga,
relajando las respiraciones, rugiendo mi pecho entre latidos,
calmando el tuyo entre suspiros.

Acobijame esta noche sin luna,
imaginando que dormia entre tus brazos,
soñando me besabas despacio,
volando en sueños tus antojos,
robando a las nubes la lluvia que me encanta,
disfrutando su frio caer, contigo a mi lado,
y mis labios en ti, toda tú, así, ven aquí.

Cubre mi miedo de razones, para olvidarlo,
entregame eso que solo tu sabes me pertenece,
bésame una vez más y dame paz,
porque esta noche dormir no será suficiente,
y ese colchón sencillo será nuestro,
otra vez, ensueño real que me aqueja,
cuando se que puedes estar y no lo haces.

Compañía diaria con un pensamiento,
con un recuerdo, vivo de tí, en mis manos,
en mi espalda ya cansada de dormir en soledad,
recuerdo de tus manos y caricias,
recuerdo de tus lágrimas entre mis dedos,
diciendome verdades, sintiendote latir, y latir contigo,
calmando tu aún no llanto entre besos, y tú queriendo hacerlo.

De los momentos en los que estoy sólo, y sólo me siento, solo me siento,
comienzo a escribir los desvarios más sencillos y comunes,
de este corazón con miedo a sentir, ansioso de ser sentido.

Busqueda incesante de verdades, de realidades,
es la trama de mi vida, arma de doble filo,
queriendo querer, dejandote ir,
un rostro que llora y una coraza que esconde,
un cuerpo que huye entre obstáculos y traspiés.

Ansias así cortadas con esa doble hoja,
inclinada hacia tí, hacía mi,
hiriendo de cuando en cuando a los dos.

Luces nocturnas de mi soledad,
y sombras de tí en mi interior,
¿cuántas veces habrás sido Ella?
¿cuánto ha de pasar para volver a ser Yo?


Si siento tus alas de nuevo esta noche,
y sientes mis manos detenerte otra vez,
sueña para mí que vuelas,
y volaré para tí mis sueños.

Pp.

7 comentarios:

Acerina dijo...

Woooooow....

Excelente....!!!

Psique dijo...

¿Quien niega que el querer es un arma de doble filo? y que en el fondo todos tenemos miedo, pero lo queremos.Nos arriesgamos una vez y podemos hacerlo otras veces, supongo que tu corazon se arriesgara y entonces tendras mas oportunidades de alcanzar aquello que anhela.

Ayer veia aún de día la Luna, quien dijo que solo nos acompaña de noche
? A veces no la vemos, pero eso no quiere decir que no está, como muchas otras cosas.

Saludos!
Que tengas una excelente semana!
Besos!!!!

CLEO dijo...

Como siempre encantada con tus letras y tu inspiración!
Un abrazo!

Marié (enfermera venezolana) dijo...

He llorado tanto al leerte hoy, no imaginas cuanto. He llorado mucho por ti y por mí, por lo hermoso (mucho más hermoso que en cualquier otro de tus escritos), y aún tengo que escribir lento porque debo detenerme a escurrir las lágrimas. Estoy casi privada, y no sé que otra cosa decirte... que me ha gustado leerte en esta ocasión más que en cualquiera, que la cara la tengo de todos colores, que lo siento en el rostro, en el estómago, en el pecho, en todos lados...
Mi Pp, si supieras cuánto te he llorado.
Mil besos.

Marié (enfermera venezolana) dijo...

he vuelto a leerlo más de cincuenta veces, como con una especie de masoquismo.

Hily La Mariposa dijo...

a pesar del tiempo sin reposar en tus letras...
no he dejado de maravillarme por el corazon dulce y majestuosos que tienes mi querido Pp...no sabes cuanto y lamento full tenerte tan abandonadito amigo!
Pero se que estas bien y estas letras me llevan a mis mejores momentos de poesias!Gracias por estar pdte de mi!
Un abrzaote grande grande!

Angélica dijo...

Hola, feliz semana, tienes algo en mi blog, en cuanto quieras pasas buscandolo.
Saludos.