domingo, diciembre 28, 2008

Para cada una, y cada vez

Serán ideas mías, o creo que existes,
cada vez más dentro de mi.
Faltan Yo, para tantas Tú,
como que quisiera existas.

A veces, me pregunto, calmo y sereno,
mintiendo a mi almohada mis rabias,
falseandole sonrisas a mi habitación,
si será que, para cada una, y cada vez,
he sido uno diferente.

A veces, me pregunto, desesperado,
real a mis sentimientos, y lo lamento,
si para ti, habré sido el mismo.

Para tí fuí:
  • Otro loco enamorado.
  • Un abrazo inconsciente.
  • La sonrisa perdida.
  • El amargo café.
  • El tango no bailado.
  • La salsa no compartida.
  • Un cariño muy extraño.
  • Otro más de la lista.
  • El seco sonido de una guitarra desafinada.
  • La lágrima que jamás viste.
  • El beso que prometiste.
  • una cama sencilla para dos.
  • Las hebras perdidas de tu cabello en mi almohada.
  • La almohada vacía.
  • Buenas noches sin decirlo.
  • Buenos días sonriendo.
  • Besos al borde de mi colchón
  • Tu razón para cambiar, olvidar, borrar y castigar.
  • Crimen, secreto de dos.
  • Esa palabra que no te sale.
  • Romántico innecesario.
  • y un gran ¿por qué?
Y así _ _ _ _ _ , ¿jugamos al ahorcado? o de seguro ya te la sabes...

Para cada una... me pregunto,
qué habrás pensado de mí, que aún no se decide en decirme.

Dime pues, lo disfrutaste?
Tanto como para no pensarlo una vez más,
supongo.
O no fue así?
Razón suficiente para obviarlo,
quizás.

Para cada vez... tomo la llave,
cierro la puerta, y me aseguro que nadie más pueda abrir.

Cómo?
Cómo confiar en ti de nuevo, estés o no, te vayas o no,
hagas lo que hagas, digas lo que digas, ya pasó...
y así se queda, debo creerlo.

Ya no importa lo que creas de mi, lo que quieras de mi,
la razón, para estar aqui, es la misma que para despedirme.
Y creo que, suficiente ambiguedad hemos causado, a mi costa,
después de todo, si alguno de los dos saldría herido,
creo que, he sido yo.

Y tú con qué cara vas a decirme, que aún aqui,
como el imbécil que parezco, no soy buen amigo,
créeme, no has sido la mejor y no espero que lo seas.
M*ld*t* sea eh!
Eres como eres y así.. así es que...

Se acaba un año muy amargo para mi sentir,
de mucho silencio, de tanto que no se pudo.
Se acaba a pesar de mi mismo.

Diciembre sin voz,
así, son mis días sin vos.

Cruel carrera es esta vida,
yo no quiero competir,
se bien el final,
así, no quiero llegar.

Diciembre sin vos,
mi gatuno ser,
demente me siento,
con tantas preguntas.

Extraño,
lo que de tener amaría,
y por tener me odio,
envidio a mi imaginación.

¿Pudieras, de una buena vez,
aparecer en mi vida amada mía?

O cierto es que, Tú, para mí, no existes...
Pp.


Hablar con las paredes, no es de locos, es de pocos.
Y mis paredes, no me guardan los secretos.
Conversan conmigo los secretos de mis soledades.
Trago amargo, tanta razón que tienen.

2 comentarios:

Amada Inmortal dijo...

a veces lo mejor es no pensar, no preguntar y seguir... todo pasa... buen año querido! besos

Rosa azul dijo...

seeeh todo pasa lo malo y lo bueno tambien... yo encontre a una persona k kreia q era y sigo creyendolo aun, pero no esta conmigo y le doy vuelta a la cabeza y hablo con todo lo q se me cruze, paredes, almohadas, monitores de pc etc... preguntando mil cosas sin respuesta... sera que tienes razon y hay alguien diferente para cada una de las que soy... ¿donde estas?, ¿existes? ¿porque no puedo verte? ummm acabo de recordar esto: "lo esencial para el alma es invisible a los ojos"... eso me da la esperanza de que quizas exista alguien aunque sea invisible. Y la esperanza es lo ultimo que se pierde, NO?, eso dicen.
me gusto mucho la entrada y el diseño del blog, espero que se te pase y sigas escribiendo.
saludos y besos^***